Pequeño, paciente y ADAPTABLE.

 

Foto de Dallas McNamara

El musgo desafía la idea de que para prosperar se necesita tener raíces fuertes y profundas.

Esta planta milenaria crece y se reproduce cuando las condiciones del ambiente son favorables, entonces, de manera eficiente y silenciosa puede cubrir hectáreas en lugares dónde ninguna otra planta podría crecer. Si las condiciones no son propicias el musgo se seca pero no muere, espera pacientemente, a veces hasta cuarenta años, a que las condiciones vuelvan a ser las correctas para reverdecer. Esta minúscula planta nos enseña técnicas básicas de supervivencia con su estructura elegante y simple,  .

Musgo tomado del Bosque Nacional de Banff, Canadá. Septiembre-14-2012